SUIZA EN FURGONETA – TICINO

Seguimos en nuestra ruta por Suiza en furgoneta, esta vez bajando a su región mas mediterránea y con mejores temperaturas, el Ticino. Si has leído nuestro anterior post de Suiza en furgoneta, verás que venimos de días duros de montaña y ahora, cambiamos de tercio, para ver esta región de habla Italiana y aires mediterráneos, como un oasis de sol en Suiza.
Situado al otro lado de los Alpes nos espera el Sur: un ambiente italiano, un clima templado, palmeras en playas limpias, valles idílicos, iglesias románicas y callejones pintorescos que dan a plazas llenas de vida. No obstante, el mundo alpino siempre está muy cerca, y sus montes, ríos y congostos nos acompañarán estos días.

Nuestra primera parada en el cantón de Ticino, y un lugar muy apto para visitar en furgoneta, fue la ciudad de Bellinzona, su fortaleza y sus tres castillos medievales patrimonio mundial de la Unesco. Es, probablemente, la cuidad más italiana de Suiza, y se encuentra en un desfiladero estratégico entre los puertos de montaña de Gottardo (tienes que hacerlo sí o sí), San Bernardino y Lukmanier.

Te recomendamos empezar la visita, subiendo al aparcamiento gratuito del Castillo de Sasso Corbaro, el más alto de los tres, situado sobre una roca. Una vez visitado se puede bajar con la furgoneta al aparcamiento del Castillo de Montebello, gratuito también, situado en la ladera del valle y rodeado por unas murallas que descienden hasta la ciudad para poder ver el último de los tres castillos.

Castelgrande, situado en la parte más baja y en pleno centro de la ciudad, se accede desde un ascensor situado en la Piazza del Sole y al que te recomendamos llegar caminando desde Montebello, de esta manera podrás ver la gran muralla que rodea la ciudad y te ahorrarás adentrarte en pleno centro con la furgoneta.

Para pernoctar lo puedes hacer en una zona deportiva a 10′ de Bellinzona, totalmente gratuito y donde podrás estar tranquilamente. En el mapa que te presentamos abajo, podrás ver la ubicación exacta.

#2 Lugano

Lugano es la cuidad más grande del Ticino, y donde encontramos como atractivos principales, el casco antiguo, las iglesias y la lujosa Via Nassa, la tradicional Via Pessina y los montes de alrededor.

Nuestro lugar preferido fue el Monte Salvatore, al cual accedimos haciendo una pequeña ruta de senderismo desde el aparcamiento gratuito y, en el que pernoctamos, situado al lado de la Iglesia de Santa Maria delle Grazie, en Carabbia; una de esas delicias que pocas veces encuentras viajando por Suiza en furgoneta y, mucho menos en la zona de Ticino. Es una excursión perfecta para tener unas vistas 360º del lago y las ciudades.

SUIZA EN FURGONETA LUGANO
¡Hola! ¿Aún no has visto nuestros videos de Suiza?
¡Mira los videos en Youtube o Instagram!

#3 Valle Verzasca

Este valle alberga la famosa localidad de Lavertezzo, en la que encontramos el Ponte dei Salti, un lugar donde la magia del agua verde de Verzasca fluye como si de jade líquido se tratara. Un gran caudal de agua que recorre todo el valle pasando por debajo del puente romano y sorteando y dibujando sus curiosas rocas y sus formas, las cuales se puede disfrutar a través de estas aguas cristalinas.

Este valle, además, ofrece un sendero que va paralelo al río, con esculturas artísticas y cabañas de madera, numerosas cascadas y pueblos con encanto. Mira nuestra ruta en wikiloc.

Para visitarlo, si quieres profundizar en él, te recomendamos sacar el billete camper, en los parquímetros de los diferentes aparcamientos, para estacionar y pernoctar en alguna de sus dos áreas para campers y furgonetas, por 20 CHF, localizadas en los pueblos de Brione y Sonogno.

Es una oferta muy interesante, porque todos los aparcamientos cercanos son de pago y con el mismo billete podrás estacionar en cualquiera de los párquings con marca verde, desde las 8.00h de la mañana hasta las 19.00h de la tarde, momento que ya podrás dirigirte a alguna de las áreas comentadas anteriormente para pernoctar.

SUIZA EN FURGONETA VERZASCA

#4 Ascona y Locarno

Si estás deseoso de unos días de solecito y buen tiempo, estas dos ciudades son las indicadas para ello. Tanto en una como en otra encontrarás temperaturas que corresponden a un clima mediterráneo y podrás dar un paseo entre sus calles históricas, bajo las sombras de las palmeras.

Locarno, situada en la orilla septentrional del lago Maggiore, es la ciudad suiza con más horas de sol al día, concretamente 2.300 horas anuales, algo muy poco común en este país, donde las bajas temperaturas y las nubes son muy habituales. Te recomendamos empezar la visita en la Piazza Grande, rodeada de casas en las que predominan los colores pasteles y lugar de confluencia de las calles del casco antiguo. También acércate al Castello Visconteo, el cuál se conserva una quinta parte de su estado original y podrás ver como conviven con la historia y la actualidad en un mismo lugar. 

Ascona es la ciudad a menor altura del país, a 196m sobre el nivel del mar y en la orilla norte del Lago Maggiore, conocida por su bello casco antiguo. Te recomendamos perderte por sus callejuelas ya que es un pueblecito pequeño y las calles estrechas cobran importancia. La combinación del casco antiguo a pie del lago, junto con la estampa de las barquitas, las palmeras y las montañas de alrededor hacen de este pueblo un lugar que atrae a muchos visitantes.

Como sitios turísticos que son, la pernocta gratuita es difícil, por lo que nosotros dormimos en el Valle de Verzasca y pasamos por estos lugares de visita aparcando en zonas de pago.

SUIZA EN FURGONETA ASCONA

PUNTOS VISITADOS

Dejar un comentario